Tag Archive: argentinos


Google Argentina lanzó la incorporación a Street View de 13 Parques Nacionales de siete provincias del país, tales como el Iguazú o el Perito Moreno, cuyos rincones y maravillas naturales ya pueden ser recorridas a través de imágenes en 360º, con un solo click desde computadoras, tablets y teléfonos celulares.

Las imágenes en 360° -capturadas por una cámara especial, con 15 lentes- son importantes porque además de acercar la “posibilidad de contemplar la belleza de nuestros paisajes generan decisiones a la hora de planificar un viaje”, aseguró a Télam Emiliano Ezcurra, vicepresidente de la Administración de Parques Nacionales, que depende del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable.

El funcionario estuvo presente en el lanzamiento, que tuvo lugar en las oficinas porteñas de Google Argentina, donde se lanzó esta colección especial compuesta por 13 parques: Los Glaciares, Iguazú, Mburucuya, Predelta, El Palmar, Patagonia, Perito Moreno, Bosques Petrificados de Jaramillo, Los Alerces, Lago Puelo, Los Arrayanes, Nahuel Huapí y Lanín.

Para recorrer cada una de las colecciones, hay que ingresar a Google Maps y realizar una búsqueda por el parque que se quiera conocer.

Además, en la aplicación móvil de Street View -disponible para Android e iOS- se puede acceder a la versión preparada para lentes de realidad virtual, explicó Matías Fuentes, responsable de producto de Google, durante el lanzamiento.

Las imágenes también se encuentran en el sitio de Street View – disponible en más de 65 países y que ya recorrió más de 11 millones de kilómetros en siete continentes-, donde están las principales colecciones de todo el mundo.

La experiencia de recolección de imágenes de los parques nacionales comenzó en junio de 2015 y concluyó en marzo: “Fueron 10 meses de un trabajo que le permitirá a las personas recorrer los lugares más bellos del país”, destacó en diálogo con Télam Maite Iturria, gerente de Street View para Américas.

La herramienta que se utilizó fue el “trekker”, una cámara en forma de pelota con 15 lentes que apuntan a distintas direcciones y sacan fotos al mismo tiempo.

“Esas 15 fotos son, al principio, como mosaicos separados. Luego se reconstruyen, mediante algoritmos de procesamiento, para formar la imagen de 360 grados que llamamos ‘Panorama'”, describió Iturria.

En esta ocasión se consiguieron 150.000 panoramas, al recorrer 350 kilómetros en siete provincias (Misiones, Corrientes, Entre Ríos, Neuquén, Río Negro, Chubut y Santa Cruz) para registrar los 13 Parques Nacionales.

“Cada vez más se buscan nuevos destinos en el mundo y es mucha la gente que visita Argentina”, destacó Ezcurra y añadió,”estos recorridos virtuales representan una poderosa herramienta para la promoción de los destinos turísticos”.

“Los Parques Nacionales forman parte del andamiaje productivo del país, como el sector vitivinícola o automotor, que genera empleo e ingreso de divisas. Por eso es muy importante esta contribución en el servicio de Street View”, señaló Ezcurra.

A menos de tres horas de la ciudad Autónoma de Buenos Aires, está el Parque Nacional Predelta: “Un lugar realmente espectacular para descansar, ver animales, o hacer deportes como el kayak “, aseguró el funcionario.

Asimismo, indicó que en la página web de Parques Nacionales -y también en su cuenta de Facebook- se encuentran las direcciones de las intendencias con todos los datos útiles para que la gente se puede contactar, ver mapas y saber en qué momento del año es preferible visitarlos.

En relación con el servicio de Street View, en Argentina la cobertura ya alcanzó a “casi 200 ciudades, que se suman a todas las vías de acceso principales”, informó la gerenta del servicio para Américas.

“En el 2014 empezamos a publicar las primeras imágenes del país, y a partir de ahí incrementamos la cobertura que actualizamos permanentemente”, sostuvo.

Una nueva funcionalidad de Street View, contó, es la llamada “Time Machine” (La máquina del tiempo), que permite a los usuarios del servicio ver un mismo punto (una esquina de Buenos Aires, por ejemplo) a lo largo de las distintas veces que ha sido fotografiado.

“Estas colecciones de Parques Nacionales, representativas del patrimonio natural de un país, son el mejor ejemplo de cómo Street View puede acercar a todo el mundo a recorrer estos lugares de altísimo valor”, destacó Iturria.

 

Fuente : Telam

Anuncios
La Academia Mundial de Ciencias premió este año a dos científicos argentinos: Marcelo Rubinstein y Daniel De Florian. Además, incorporó como miembros permanentes a la bioquímica Ana Belén Elgoyhen y al astrónomo Félix Mirabel.

Los cuatro investigadores, que son del Conicet, forman parte de los 15 argentinos que fueron premiados desde la fundación de la Academia en 1983.

Félix Mirabel, quien tiene un doctorado en astronomía, fue reconocido sus descubrimientos de fenómenos de muy altas energías en las proximidades de agujeros negros, según explicó la Academia. Actualmente, se trabaja en la instalación de antenas en la Puna salteña, que funcionarán en 2016, con la colaboración Brasil.

Ana Belén Elgoyhen estudió bioquímica e investigó la genética de la sordera. Además, lidera un grupo que detalla cómo interaccionan los oídos y el cerebro para mandarse la información auditiva. Incluso, identifica genes asociados a sorderas.

Marcelo Rubinstein fue premiado por sus contribuciones significativas para entender los genes del cerebro involucrado en el apetito, la adicción y la obesidad, usando la tecnología de los ratones transgénicos. También demostró que si se trabaja en forma temprana con los niños obesos, hay chances muy altas de recuperar un peso normal.

El cuarto homenajeado es Daniel De Florian, quien contribuyó con la comprensión del bolsón de Higgs, que se detectó en el gran colisionador de hadrones en Suiza, en 2012.

Capitanich destacó el mérito de cuatro científicos argentinos

“Los cuatro científicos son investigadores del Conicet, lo que representa un orgullo para la Argentina que ha logrado incrementar sustancialmente la participación de la Ciencia y Tecnología en el presupuesto”, consideró Capitanich en un reportaje que publica hoy el diario La Prensa.

Al respecto, señaló que ya suman 1.111 la cantidad de científicos repatriados gracias al Programa Raíces del Ministerio de Ciencia y Tecnología.

En materia de género, el jefe de Gabinete puntualizó que el país mejoró en un ranking sobre diferencias entre hombres y mujeres, según las estadísticas elaboradas por el Fondo Económico Mundial.

En un año, Argentina pasó del puesto 34 al 31 en dicha medición, ubicándose entre los mejores puestos de América Latina.

Capitanich indicó, además, que desde que se elaboró por primera vez el índice de Género de la entidad citada -en 2006- el país avanzó diez posiciones.

Fuente: Argentina.ar

Los dispositivos son fabricados por la empresa estatal INVAP y ya fueron exportados a países como Egipto, Cuba y Australia. Son utilizados por operadores para reproducir el movimiento de sus brazos y manos en entornos radioactivos.

Habitualmente se dice que los telemanipuladores son los antecesores de los robots. Se trata de dispositivos mecánicos —de los denominados “maestro-esclavo”— que permiten realizar una tarea en un entorno peligroso, reproduciendo con precisión los movimientos del operario. Pero sin ponerlo en riesgo.

“Son como una extensión de los brazos del operador”, comparó el ingeniero Hugo Brendstrup, gerente de Proyectos Industriales y Energías Alternativas de la firma estatal INVAP. En esta empresa se diseñan y se fabrican unos telemanipuladores mecánicos diseñados para instalaciones nucleares, como reactores o plantas de producción de radioisótopos.

“Cada una de las celdas calientes, que se denominan así no por la temperatura, sino porque dentro de ellas se manipula material reactivo, posee por lo menos dos de estos telemanipuladores. Es decir, que dentro de un reactor hay muchísimos dispositivos de este tipo”, aseguró el ingeniero del INVAP.

El recinto donde se ubica el operador está dividido de la celda caliente por un blindaje muy grueso. Según Brendstrup, “dependiendo del diseño, este blindaje puede ser de hormigón o de acero, aunque es más compacto el de acero, ya que un metro de hormigón blinda más o menos lo mismo que diez centímetros de acero. Estas paredes tienen, además, un vidrio plomado muy grueso, de más de medio metro de espesor, que permite la visión del operario, y un par de pasantes que atraviesan la pared blindada y permiten el pasaje del mecanismo del telemanipulador. Entonces, el operario tiene dos brazos mecánicos, uno para cada uno de sus brazos reales, y dentro de la celda se repite el movimiento”.

Este tipo de telemanipuladores también son utilizados en plantas de producción de radioisótopos. Una vez que el radioisótopo sale del reactor que lo produjo, se debe procesar el material para darle el uso definitivo, ya sea medicinal, agropecuario o industrial. Y ese procesamiento, justamente, se realiza dentro de estas celdas herméticas.

Con respecto a los telemanipuladores, Brendstrup aclaró que los fabricados por INVAP poseen una cantidad de mecanismos muy complejos que permiten que se repita el movimiento de la mano del operario en un brazo maestro-esclavo. Sin embargo, no se trata de un modelo de telemanipulador mecánico asistido por motoreductores para que al operario le sea más fácil y liviano levantar las cargas.

La línea de telemanipuladores mecánicos desarrollada por INVAP compite actualmente con otros producidos en países del primer mundo. “Lo nuestro es un diseño propio de una prestación idéntica a los telemanipuladores, por ejemplo, de origen alemán que son los de mejor prestación”, aseguró Brendstrup.

Diseñados, desarrollados y fabricados íntegramente en el país, los telemanipuladores mecánicos de INVAP ya fueron exportados a Argelia, Egipto y Australia, países a los que la firma también vendió sus reactores. También se realizó una exportación muy grande a Cuba, que adquirió una planta de radioisótopos.

En el plano local, por otra parte, estos telemanipuladores se utilizaron para reemplazar unos antiguos que tenía la CNEA en su planta de producción de radioisótopos en el Centro Atómico Ezeiza. Sin embargo, uno de los trabajos más relevantes de la empresa estatal rionegrina fue el diseñó de los telemanipuladores que permitieron reparar el núcleo de la Central Atómica Atucha I sin que fuera necesario abrir el recipiente de presión de ese reactor. Sin estos productos, los trabajos de reparación de la CNEA se hubieran retrasado más de dos años.

Fuente: Tomá mate y avivate.