La Academia Mundial de Ciencias premió este año a dos científicos argentinos: Marcelo Rubinstein y Daniel De Florian. Además, incorporó como miembros permanentes a la bioquímica Ana Belén Elgoyhen y al astrónomo Félix Mirabel.

Los cuatro investigadores, que son del Conicet, forman parte de los 15 argentinos que fueron premiados desde la fundación de la Academia en 1983.

Félix Mirabel, quien tiene un doctorado en astronomía, fue reconocido sus descubrimientos de fenómenos de muy altas energías en las proximidades de agujeros negros, según explicó la Academia. Actualmente, se trabaja en la instalación de antenas en la Puna salteña, que funcionarán en 2016, con la colaboración Brasil.

Ana Belén Elgoyhen estudió bioquímica e investigó la genética de la sordera. Además, lidera un grupo que detalla cómo interaccionan los oídos y el cerebro para mandarse la información auditiva. Incluso, identifica genes asociados a sorderas.

Marcelo Rubinstein fue premiado por sus contribuciones significativas para entender los genes del cerebro involucrado en el apetito, la adicción y la obesidad, usando la tecnología de los ratones transgénicos. También demostró que si se trabaja en forma temprana con los niños obesos, hay chances muy altas de recuperar un peso normal.

El cuarto homenajeado es Daniel De Florian, quien contribuyó con la comprensión del bolsón de Higgs, que se detectó en el gran colisionador de hadrones en Suiza, en 2012.

Capitanich destacó el mérito de cuatro científicos argentinos

“Los cuatro científicos son investigadores del Conicet, lo que representa un orgullo para la Argentina que ha logrado incrementar sustancialmente la participación de la Ciencia y Tecnología en el presupuesto”, consideró Capitanich en un reportaje que publica hoy el diario La Prensa.

Al respecto, señaló que ya suman 1.111 la cantidad de científicos repatriados gracias al Programa Raíces del Ministerio de Ciencia y Tecnología.

En materia de género, el jefe de Gabinete puntualizó que el país mejoró en un ranking sobre diferencias entre hombres y mujeres, según las estadísticas elaboradas por el Fondo Económico Mundial.

En un año, Argentina pasó del puesto 34 al 31 en dicha medición, ubicándose entre los mejores puestos de América Latina.

Capitanich indicó, además, que desde que se elaboró por primera vez el índice de Género de la entidad citada -en 2006- el país avanzó diez posiciones.

Fuente: Argentina.ar

Anuncios