Los grupos que participaron tienen ingresos que oscilan entre los 5000 y los 10 mil sin embargo tienen dificultades
para acceder al financiamiento bancario, destacó Axel Kicillof. El programa también llegará a los inundados de La Plata.

Las líneas de créditos Pro.Cre.Ar alcanzaron ayer a 28 mil nuevas familias en lo que fue un nuevo sorteo para construcción, ampliación y refacción de viviendas. Entre los beneficiados también se anotaron aquellos que tuvieron una nueva oportunidad por no haber sido seleccionados en las oportunidades anteriores. El nuevo sorteo contó con la presencia del director ejecutivo de la Administración Nación de la Seguridad Social (ANSES), Diego Bossio, y el viceministro de Economía nacional, Axel Kicillof, quienes destacaron el efecto que tiene esto sobre aquellos que necesitan al acceso al techo propio.
En el caso de nuevos créditos para la construcción participaron 12.456 familias de las cuales 6168 se vieron beneficiadas. En tanto, de los

que no contaron con la suerte en los sorteos realizados en meses anteriores participaron 26.137 familias y hubo 14.602 ganadores. Luego de recibida la notificación, los sorteados deberán, desde el 27 de abril al 17 de mayo ingresar en el sitio web de la ANSES y solicitar un turno de atención en el Banco Hipotecario para iniciar los trámites del crédito.
Para ampliación y refacción de hogares las familias participantes fueron 14.062 y las ganadoras 7302. Desde el gobierno nacional destacaron que esta nueva línea, que tuvo ayer su primer sorteo, viene a poner un parche muy importante por el hueco que dejan los bancos al no ofrecer la posibilidad de obtener dinero para hacer pequeñas ampliaciones o remodelaciones en el hogar.
Kicillof, presente en el sorteo, mostró la intención oficial de poner especial atención en las condiciones económicas de aquellos que tienen la necesidad de acceder al techo propio. Por esto los plazos y los intereses tienen muy en cuenta los ingresos del grupo familiar sin superar el 40% en la relación cuota/ingreso y maneja tasas muy por debajo de lo que cobra el sistema financiero. “Las familias que más participaron son los que tienen ingresos de entre 5000 y 10 mil pesos, porque directamente no consiguen financiamiento. Los bancos discriman a la gente y lo único que les importa es la cobrabilidad, pero hay estudios en el mundo que la gente con bajos recursos son los más cumplidores, siempre y cuando las condiciones macroeconómicas se lo permitan”, explicó el funcionario.
Por su parte, Bossio recordó que también se puso el plan Pro.Cre.Ar a disposición de los afectados por las inundaciones y que la instrumentación de estos créditos ya está en plena aplicación gracias al trabajo de la ANSES. “Hay 1500 funcionarios de la ANSES que trabajan en el tema en zonas de La Plata, La Matanza, San Martín, y áreas afectadas en la Ciudad de Buenos Aires”, explicó el titular del organismo previsional.
Además, también anunció que las empresas constructoras seleccionadas ya construyen viviendas en los terrenos que entregó el Estado Nacional luego de un proceso de escrituraciones que requirió mucho esfuerzo. “Ya vamos a informar dónde estarán ubicadas estas viviendas, para aquellos que quieran acceder a comprarla mediante créditos hipotecarios”, indicó Bossio.  «

Fuente: Tiempo Argentino

Anuncios