Las ventas en los centros de compra y en los híper mostraron un repunte en marzo, que parece vislumbrar un buen ritmo de crecimiento.

Luego de un 2012 complejo pero con un final con algunas señales positivas, el consumo interno empezó a mostrar en marzo cierto nivel de crecimiento, que dependerá de diferentes condiciones, entre ellas el resultado de las paritarias y la sostenibilidad del crédito, para mantener su ritmo. El Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), dio a conocer ayer los datos de ventas en supermercados, que registraron el mes pasado un alza interanual de 14,5% en volúmenes. En tanto que los precios aumentaron un 8,1% entre marzo de este año e igual mes del 2012, mientras que se mantuvieron sin variantes en relación a febrero. Si se observa el detalle por productos, se sigue viendo una mayor demanda de bienes durables, sobre todo electrónicos y artículos para el hogar. Por ejemplo, este último rubro mostró una evolución positiva del 44,5%, productos de Almacén subió 28,9%, Verdulería y frutería 27,1%, Bebidas 25,3% y Panadería 20%. Para Dante Sica, titular de la consultora Abeceb, “va a haber estabilidad en el consumo, es lo que se ve hasta ahora, sin todavía haberse cerrado las principales discusiones paritarias”. El especialista consideró que “encabezan los bienes durables, y vemos que los créditos al consumo se mantienen, pero habrá que ver qué sucede con la brecha cambiaria para dar un

a diagnóstico definitivo”.
Dardo Ferrer, directivo de la consultora de consumo Cerx, explicó a Tiempo Argentino que “los números de marzo son particularmente significativos, ya que ahí empieza el verdadero año económico”. Y agregó que “ya en el último trimestre de 2012 el consumo había mostrado signos de recuperación, pero no a niveles explosivos”. En la misma línea, Ferrer aseguró que “el consumo en el año va a seguir estable, a tasas razonables” y “no hay posibilidad alguna de que haya un empuje recesivo hacia el consumo”. Respecto de los efectos del acuerdo de precios, el consultor destacó que “se está cumpliendo, pero lo que genera es un mayor consumo en supers e hipers, que son los que se adhirieron. Ahí la gente va a encontrar diferencias con el resto de los comercios.” Por su parte, Marina Dal Pogetto, del Estudio Bein y Asociados, coincidió con Sica en que “está alto el consumo de bienes durables, como autos y electrodomésticos, pero no creo que veamos crecimientos como los del 2010, está estabilizado el nivel de consumo”. Desde un punto de vista más social, el titular de la consultora Equis, Artemio López, explicó que “si bien el contexto económico no es el mismo que el de 2010-2011, las poticas domésticas sigue demostrando que acompañan de manera correcta al consumo popular”.  «

 

Fuente: Tiempo Argentino

Anuncios