Incluye a las principales cadenas de hipermercados del país. Comercio Interior ya busca ampliarlo a las grandes casas de electrodomésticos, donde está vigente hasta el 29 de febrero. Los autoservicios chinos se mostraron interesados.

La Secretaría de Comercio Interior confirmó ayer, luego de una reunión con los grandes supermercados, lo que ya venía negociando con las cadenas en los últimos quince días: el congelamiento de precios que empezó en febrero y debía vencer el 31 de marzo, será prolongado por dos meses más, con vigencia hasta el 31 de mayo inclusive. A los fines prácticos del congelamiento, es clave además la puesta en marcha desde el mes de abril de la tarjeta de compras Supercard (ver aparte), un plástico que remplazará al de los supermercados y tendrá una comisión del 1% para los bancos, dándole unos puntos más de renta a los comercios a cambio de un compromiso de mantener precios estables, vía absorción de ciertos costos mayoristas que no serían trasladados a los consumidores. “El acuerdo venía bien, y la ampliación seguirá en los próximos días en otros sectores, como el de los electrodomésticos”, confirmó a Tiempo Argentino la subsecretaria de Defensa del Consumidor, María Lucila “Pimpi” Colombo, y agregó que “desde el Estado vamos a garantizar el cumplimiento del acuerdo, en los mismos términos en que lo veníamos haciendo”. Actualmente, el gobierno está analizando sumar a otros nuevos sectores, ya que en las típicas reuniones de los viernes de Moreno, ha habido otros rubros de la economía que pidieron ser parte del acuerdo de precios y, sobre todo, de la tarjeta Supercard. El único sector que está en duda de incorporarse al acuerdo es el de la medicina prepaga, un tema que desde hace un tiempo está en manos de la Superintendencia de Servicios de Salud.
Por su parte, el titular de la Asociación de Supermercados Unidos (ASU), Juan Vasco Martínez, quien rubricó ayer el convenio por las grandes cadenas, explicó que los precios estables “van a persistir durante dos meses más” y agregó que desde la segunda quincena de abril, la cartera que conduce Guillermo Moreno analizará, por pedido puntual y justificado de los empresarios mayoristas y productores, aumentos de precios en algunos productos, valores que no se trasladarán al consumidor sino que serán absorbidos por los supermercados.
En este contexto, hay dos sectores que no estuvieron ayer en la reunión con Moreno pero que manifestaron su decisión de sumarse voluntariamente al congelamiento. “Ya nos lo había anunciado, y para nosotros el congelamiento es muy bueno, y seguiremos apoyando”, dijo a este diario Yolanda Durán, titular de la Cámara de Supermercados Chinos Cedeapsa. En la misma línea se expresó Fernando Aguirre, vocero de la Federación de Supermercados (FAS), que aglutina a los comercios medianos y pequeños del interior: “Si los proveedores mantienen y colaboran, estamos dispuestos a seguir, porque el acuerdo pasado ha tenido resultados positivos”, detalló Aguirre a Tiempo.
Con la medida, el gobierno busca un juego con múltiples resultados: por un lado, con la estabilidad de precios atenúa la expectativa inflacionaria de cara a las discusiones paritarias que se vienen; y por otro, garantiza precios estables para los consumidores resignando renta del sector financiero, pasándola a los supermercados, quienes se comprometen a no aumentar sus valores. El convenio de precios fue bien recibido por las ONG de consumidores, quienes además elogiaron la importante baja en los intereses que tendrá la tarjeta Supercard para el pago de mercaderías en cuotas. “Nosotros veníamos pidiendo desde hace tiempo ampliar el congelamiento, porque los supermercados tienen espalda suficiente para mantener precios”, detalló a este diario Pedro Busetti, titular de Deuco, y agregó: “Ahora lo interesante sería que se sumen más sectores, como la industria y otros rubros como los medicamentos, tan importantes en la canasta de los mayores.” A su turno, Claudio Boada, de la Unión de Usuarios y Consumidores, aseveró que “el congelamiento es positivo, y se empezó a ver que el gobierno está trabajando sobre la rentabilidad de la cadena, que es algo muy importante para abordar la problemática de los precios”. Hoy a las 11 de la mañana, Pimpi Colombo mantendrá una reunión con las ONG de usuarios para abordar en detalle el congelamiento y los temas vinculados a la tarjeta Supercard.  «

 

Fuente: Tiempo Argentino

Anuncios