La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) logró que empleadores en situación irregular registraran a más de 1200 trabajadores que permanecían sin estar registrados, luego de realizar casi 1100 fiscalizaciones desde la puesta en marcha del Índice Mínimo de Trabajadores (IMT).

 

Las inspecciones practicadas por el organismo recaudador permitieron realizar ajustes por más de $ 16 millones en los correspondientes pagos de aportes y contribuciones.
La AFIP –a través de la Dirección Nacional de Recursos de la Seguridad Social– ya relevó 72 actividades económicas hasta finales de 2012, con 38 IMT ya determinados y el resto bajo análisis.
Entre los sectores fiscalizados figuran supermercados, construcción de edificios de departamentos, talleres textiles (de confección, teñido y estampado) y feed lots (establecimientos de engorde de ganado en corrales).
También se inspeccionaron restaurantes, geriátricos, jardines maternales, empresas de modelaje, elaboración y venta de productos de panadería y de pastas frescas artesanales. «

 

Fuente: Tiempo Argentino

Anuncios