Fue una avant première insospechada. Cambiaron el rojo de la alfombra por el de los buses londinenses y los pochoclos por tablets. Y mientras recorrían las locaciones en las que fue filmada la película La cabra plateada (The Silver Goat, una producción inglesa/argentina), los invitados se metieron en la historia que el director neoyorquino Aarón Brokner quiso contar. Una película de cine independiente que es la primera realizada íntegramente como una aplicación (app) para iPad.

Su lanzamiento –el viernes pasado en Londres– produjo un fenómeno de curiosos que en cuatro días se “bajaron” la aplicación a sus dispositivos en 13 países y que en 24 horas llegó a posicionar a la película en los primeros rankings de apps más compradas en el Reino Unido. “Algo que de ninguna manera podríamos haber logrado los productores de la película si hubiéramos elegido los caminos tradicionales de distribución del cine independiente, hechos con muy bajo presupuesto”, explica a Tiempo Argentino Paula Álvarez Vaccaro, productora del film.

Esta argentina radicada en Inglaterra produjo películas por completo diferentes, como Maradona by Kusturica, aquel documental sobre Diego que realizó el cineasta serbio.

Relata su experiencia en este proyecto innovador: “La diferencia central entre La cabra y las otras películas que se pueden bajar es que esas producciones no fueron hechas exclusivamente para el dispositivo. Nosotros decidimos apostar a esta tecnología por muchos motivos. Primero porque tiene una altísima definición, segundo porque el presupuesto que se requiere para hacerla es bajo y estéticamente se filmó tomando un rango de cuadro especial para su pantalla. Es una película independiente, de autor. Como productora lo que debo garantizar es la audiencia. Una película chiquitita, que no puede competir con los billones de dólares de promoción que tienen las películas del mainstream, se quedan en los festivales. Las ven 12 personas. Le hacen bien al ego del director pero no tienen público.”

La postproducción se realizó íntegramente en Buenos Aires, “en una casa que alquilamos en Palermo”, relata Vaccaro sobre la cocina de este film que ya marcó un hito en la historia del cine –o al menos en la historia de la distribución del cine– y que adelanta los cambios de usos y costumbres que se irán instalando con las nuevas plataformas tecnológicas.

“La cabra plateada” celebra el espíritu del cine independiente en blanco y negro con una historia romántica con tintes de comedia oscura, interpretada por Tom Colley (BBC Call the midwife), Alexa Brown (Mirror, Mirror) y Don McCorkindale (Layer Cake, El Poltergeist de Enfield).

Se rodó en Londres con una cámara 5D en once días y las locaciones incluyen lugares como Notting Hill, Chelsea, el Southbank, el West End e Islington. Se baja por 4,99 dólares.

–¿Cree que anticipará una revolución en los canales de distribución del cine?

–Yo me entusiasmo creyendo que sin dudas debería poder serlo. Los productores chicos podremos hacer otras películas, contar historias de cine de autor, como esta, que está hecha en blanco y negro por una decisión estética del director. Haremos otras cosas. Y se jugará en un terreno más justo.

Fuente: Tiempo Argentino.

Anuncios