Fabricantes de artículos electrónicos y de baterías locales avanzan en proyectos para equilibrar la balanza comercial del sector a través del impulso de exportaciones y de una mayor producción de componentes para la industria local.

 

Empresarios del sector y representantes de universidades nacionales y de instituciones como Conicet y la CNEA se reunieron con la ministra de Industria, Débora Giorgi para presentar dos proyectos. Uno, destinado a fabricar baterías de litio, utilizadas en equipos de tecnología como notebooks o teléfonos celulares, entre otros. El segundo, orientado a impulsar a diversos sectores productivos a través de un fideicomiso fondeado por fabricantes de electrónica.

El primer proyecto, que incluye a las universidades nacionales de Córdoba, Catamarca y La Plata, el Conicet y la CNEA y las firmas productoras de baterías Pla Ka y Probattery, implica inversiones por u$s 360 millones, que permitirán fabricar en el país baterías de litio, hoy importadas, usadas en computadoras portátiles, celulares, herramientas, energía solar y eólica, motos y autos eléctricos, entre otros. Así, serán integradas en la producción de empresas de electrónica.

Entre fines de 2012 y mediados de 2013, se prevé fabricar baterías con celdas, plan que demandará de u$s 20 millones a u$s 30 millones. Guillermo Freund, presidente de Probattery, aseguró en la reunión que la inversión les “permitirá incrementar la producción en un 150%” y que construirán una nueva planta industrial en el barrio porteño de Paternal, informó Industria. El proyecto de insumos de las celdas de litio demandará, para producir a escala industrial, otros u$s 30 millones, mientras que la tercera parte del proyecto consiste en la purificación del carbonato de litio, con una inversión estimada, también a escala industrial, en u$s 200 millones a u$s 300 millones. “La producción de baterías de litio y de semiconductores son dos sectores clave de la industria electrónica argentina. Se trata de un proyecto prioritario de trabajo público y privado, en el que el Gobierno tiene un enorme interés”, destacó Giorgi.

Además, los fabricantes de electrónica de Tierra del Fuego y de otras provincias presentaron a Giorgi el proyecto para formar un fideicomiso que impulsará inversiones por u$s 1.100 millones en los próximos tres a cinco años en diversos sectores productivos, como energías renovables (a través de etanol, por ejemplo), refinación de petróleo, agricultura industrial, petroquímica (producción de olefinas) y minería.
El fondo será aportado por las empresas fabricantes, a partir de un porcentaje mensual de sus importaciones. Así, prevén generar divisas por u$s 1.500 millones al año.

De la reunión, participaron directivos de Pla Ka, Probattery y el director del equipo multidisciplinario de la UNC, UNCA, UNLP, CNEA de Investigación en Litio, Daniel Barranco. También estuvieron representantes de las empresas fueguinas de electrónica Newsan, BGH, Mirgor, Brightstar, Electrofueguina (Frávega), Garbarino y Radio Victoria Fueguina, y de las firmas radicadas en diferentes provincias como Novatech, Air Computer, Exo, Nec, Pc Arts y Grupo Núcleo.

Fuente: Tomá mate y avivate.

Anuncios